Imprimir

¿Qué se dice cuando se dice?

Por Rolando Rojo

Desde hace algún tiempo, quienes somos consumidores de literatura, venimos tropezando en la crítica, en las entrevistas y en las polémicas literarias, con una serie de conceptos y expresiones que, al parecer, no requieren más justificación que la voz autorizada de quienes las emiten. En cualquier otra disciplina y, con especial énfasis en materia penal, cada una de ellas requeriría justificaciones, pruebas al canto, argumentos probatorios, testigos. Sólo en el terreno literario se permiten, impunemente, expresiones como: “autor cobarde”, “autor mediocre”, “recadero”, “cómplice”, “cortesano”, “perro faldero”, etc.

Leer más...

Imprimir

Un autor olvidado al que hay que volver

por Ca rlos Monge

Leo libros que nadie lee. Antiguallas de la Guerra Fría. Saldos y retazos de la Comisión Liquidadora que parecen exóticos y fuera de lugar en la era del Pensamiento Único. Textos con los que me encuentro a boca de jarro en librerías de viejo o mercados de las pulgas. Arrumbados por el olvido. O como parte de la molesta herencia de un dinosaurio de la era cuaternaria que previsiblemente pasó a mejor vida.

 

Leer más...

Imprimir

Por qué escribo

 Por Orhan Pamuk

Como todos ustedes saben, la pregunta que más a menudo se nos hace a los escritores, la que más gusta, es la siguiente: ¿Por qué escribe? ¡Escribo porque me sale de dentro! Escribo porque soy incapaz de hacer un trabajo normal como los demás.

Leer más...

Imprimir

Los empresarios de la cultura

Por Gabriel Zaid

Milton Friedman regañó alguna vez a los empresarios por distraerse de su misión social: hacer dinero. Crear empleos, mejorar el ambiente o cualquier otro objetivo le parecían “puro socialismo” (“The social responsibility of business is to increase its profits”, The New York Times Magazine, 19700913).

Leer más...

Imprimir

El libro, la lectura y la posibilidad de contención cultural

Por Cristian Cottet

Comencé a escuchar música en grandes discos negros, de un diámetro cercano a los 30 cm, los que debíamos volver a instalar para escuchar el reverso, existían de 33 revoluciones por minutos (RPM) y de 45 RPM. No eran re-grabables y el único traslado que permitía era moverse con el pick up de una casa a otra. Toda una novedad fue conocer uno de estos aparatos que funcionaba con pilas, lo que agregaba independencia de funcionamiento.

Leer más...

Imprimir

Los cachureos de la Mistral

Por  Antonio Gil

"No quiero ir a Chile porque allí me llamarán la Gaby y me tomarán para el fideo", decía Gabriela Mistral desde sus innumerables exilios voluntarios por el mundo. Pues volvió, fugazmente tras el Nóbel, a recibir las ovaciones bobas y pueblerinas de ese Chile ceniciento de entonces, luego regresó su cadáver devorado por el cáncer de páncreas.

Leer más...

Redes Sociales

 

Equipo editorial

Diego Muñoz V.
Alejandra Basualto
Lilian Elphick
Miguel de Loyola
Gonzalo Robles

Colaboradores:

Edmundo Moure
Juan Mihovilovich
Ramiro Rivas R.
Gabriel Canihuante
Sonia Cienfuegos

Estadísticas

Visitas
570
Artículos
2564
Enlaces Web
9
Vista de impactos Artículos
5557582

web counter

 

Bitácoras

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quiénes somos?

Cómo publicar en Letras de Chile

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

AQUÍ.

 

Memoria de Letras de Chile

 
 
 
 
 
 
 

 

Quién está en línea

Tenemos 134 visitantes y ningun miembro en Línea

Páginas amigas