Imprimir

Clelia Stefans, de Franklin Quevedo

Yo miraba a Clelia Stefans y todo era como un viento o como un río de esmeraldas encandilándome con sus verdes ojos.

Ella sólo me miraba a mí.

Clelia Stefans, de Franklin Quevedo. (Linares, 1919- Santiago, 2012). Premio Pedro de Oña en 1966 y Premio Alerce en 1964. AQUÍ.

Se reproduce este cuento con la autorización de Inés Valenzuela y Simplemente Editores.

Bitácoras

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quiénes somos?

Cómo publicar en Letras de Chile

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

AQUÍ.

 

Memoria de Letras de Chile

 
 
 
 
 
 
 

 

Quién está en línea

Tenemos 112 visitantes y ningun miembro en Línea

Páginas amigas